Joom!Fish config error: Default language is inactive!
 
Please check configuration, try to use first active language

CEFIM - CUANDO FALTA LA FAMILIA

CUANDO FALTA LA FAMILIA PDF Print E-mail
Written by Lic. Lourdes Rubín   
Tuesday, 05 March 2013 09:24
There are no translations available.

La familia es un lugar de encuentros y desencuentros; en ella coinciden varios seres humanos unidos por lazos de consanguinidad y afecto.

Es también una comunidad en la que se cubren necesidades de todo tipo, desde las más elementales —alimentación, abrigo, vivienda— hasta las afectivas, emocionales y formativas.

La familia es el primer espacio educativo y de desarrollo humano en el que el individuo se siente seguro, donde se le acepta tal cual es, y se le comprende de forma incondicional. 

Si bien esto es lo ideal, actualmente la familia enfrenta varios retos: tanto el padre como la madre se han visto en la necesidad de salir al campo laboral. De ahí que el cuidado de los hijos se complique, pues no existe, en primer lugar, la cultura del cuidado compartido —padre y madre— ni la suficiente infraestructura institucional —guarderías y escuelas—. Así que el asunto se resuelve, en el mejor de los casos, aunque con muchas complicaciones, con la ayuda de las redes familiares de apoyo —abuelas, tías, amigas, vecinas—, y en contadas ocasiones acudiendo a soluciones institucionales, como las guarderías. Desafortunadamente, son muchos los niños que se quedan solos o en compañía de lo que hoy en día se ha convertido en la niñera electrónica: la televisión.

Cabe decir, que si bien el hecho de que una madre pueda quedarse en casa  y dedicarse exclusivamente al cuidado de los hijos es una situación aparentemente ideal, esto no siempre es posible, pues en realidad no en todos los casos se está preparado para aprovechar dicha situación de privilegio.

Actualmente han cambiado mucho las circunstancias en la vida de los hogares mexicanos, si bien siempre nos hemos caracterizado por ser un país en donde los valores familiares perduran, hoy somos testigos de varios cambios, que son amenazantes.

Hoy vivimos en un entorno donde la tecnología, la situación económica, el stress, hacen que los tiempos de convivencia y comunicación se reduzcan, siendo un factor en contra para el aprovechamiento de la  familia.

El porcentaje de madres solteras que dirigen los hogares en nuestro país es muy alto y en menor escala, de algunos padres que también están llevando la educación de los hijos, hay menos personas que se casan y el divorcio va en aumento, por lo que la estructura familiar ha ido cambiando y desapareciendo.

Idealmente la familia constituida por padre y madre, que se aman, se respetan y crecen juntos, es lo mejor que les podemos heredar a nuestros hijos, pero si no existe este tipo de familia, de todas maneras: “Vamos a hacer familia”, con lo que cada quien tiene. El ser humano sobrevive con un vínculo afectivo; sin embargo en el desarrollo de una persona sana es necesaria la imagen paterna y materna pues de ahí se derivan la eficacia en las relaciones de pareja cuando se es adulto.

¿Qué pasa cuando falta la familia?

Falta el amor, falta la fe, falta la confianza, el apoyo, la autoestima, la seguridad, faltan los hábitos, las costumbres, los valores y cuando todos estos factores faltan, somos proclives a sentir vacíos existenciales y estos vacíos hay que llenarlos  con algo, y desgraciadamente, en ocasiones, se llenan con salidas falsas como: la drogadicción, el alcoholismo, el activismo, la depresión, la neurosis, la compulsión, el bullying, la delincuencia.

La familia, es el núcleo en torno al cual se fragua la conciencia y la personalidad de un pueblo, la clase de país que tenemos es el resultado de las familias que formamos.

VAMOS A HACER FAMILIA    
 

Last Updated on Tuesday, 05 March 2013 09:32