Joom!Fish config error: Default language is inactive!
 
Please check configuration, try to use first active language

CEFIM - Estoy embarazada y no se que hacer

Estoy embarazada y no se que hacer PDF Print E-mail
Sunday, 31 May 2015 23:22
There are no translations available.

Escrito por: Mariana Díaz Prado
Publicado por Cenyeliztli, A.C
 
Diariamente esta es una realidad a la que se enfrentan muchas mujeres de todas las edades, y es que hoy en día la mentalidad es pensara en un embarazo como en “algo que se pudo haber evitado”. En la sociedad actual una mujer que se ha quedado embarazada es juzgada por los demás con mucha dureza, afirmando “no pensaba en lo que hacía” o “que se embarazo por que quiso”. Hoy una mujer embarazada, muchas veces es vista por la sociedad como alguien a quien se le truncó su vida y su futuro, y que en lo sucesivo todas las oportunidades tanto las profesionales como casarse y formar una familia, si es que no lo ha hecho, ya no son para ella y sería un insulto que las considerara como parte de su panorama.
Desde siempre a nuestra sociedad le ha parecido natural los casos de embarazo a muy temprana edad. Es en esta época donde la economía falla y las oportunidades laborales escasean, donde salta a la vista que una “niña” de 15 años esté embarazada, se le dice que “ha decepcionado a todos”, y en muchas ocasiones se le quita el apoyo de familia y amigos dejándola desprovista, ahí sí, de toda oportunidad de futuro.
 
Hoy en día se habla de métodos anticonceptivos y de legalización del aborto con total libertad, que por falta de una formación integral, suele confundir a las personas. No es que deba haber información, pues también los secretos dañan a los sistemas, pero la falta de la misma despierta la curiosidad que no es saciada sino hasta que una mujer “niña” , más vulnerable aún se enfrenta a consecuencias que daba su inmadurez y su falta de formación no está lista para vivir.
 
La sociedad en la que vivimos parece estar más enfocada en solucionar los problemas que en prevenirlos, y los embarazos no deseados son una muestra más de la naturaleza reactiva y poco preventiva de nuestra sociedad.
 
En lugar de hablar de cómo podríamos prevenir el que las niñas piensen que a través de relaciones sexuales pueden obtener esa falta de cariño y aceptación que muchas veces carecen sus sistemas familiares, pensamos en cómo hacer para que siga haciendo ese intercambio de su cuerpo, pero haciendo que las consecuencias “no las trunquen” o las exilien de sistemas consumistas y de competencias.
 
Las relaciones sexuales nunca serán un sustituto de vacíos que solo se llenan a través del autoconocimiento, auto-aceptación y autoestima. El embarazo es una etapa de muchos cambios que deben vivirse en plenitud, en el tiempo que la mujer de manera muy consciente, viva, porque así lo ha elegido, con un plan de vida definido, no con las angustias y los pesares de saber “cómo resolver el problema”.
 
La sociedad actual muchas veces nos presiona a tomar decisiones equivocadas por pertenecer a la “normalidad” y no por qué sea un deseo que venga de nuestro interior.
 
Si tú eres mujer, joven, y no sabes qué hacer cuando te presionen al respecto “RESPÉTATE”. Respeta tus decisiones, tus tiempos, tus emociones, lo que eres y lo que quieres porque solo si te escuchas sabrás que hacer. A la pregunta de ¿cómo sabes si es la decisión correcta? Lo que hay  
Que decir es que sabemos que una decisión es la correcta para nosotros cuando la decisión que tomamos sin dañar a otros nos causa paz.
 
Si estás embarazada y no sabes que hacer, lo primero que te digo es NO TENGAS MIEDO. Vendrán cambios, y vas a tener que aprender muchas cosas, pero nos cometido el peor error de tu vida.  Ni mucho menos se habrá detenido para siempre. Tal vez no sea el camino que pasaste que vivirías pero seguro que siguen habiendo muchas opciones para ti, y para apoyarte hay mucha gente que te puede y te quiere ayudar. Sólo hace falta buscarlas. Sabes que estás embarazada tal vez no había sido la noticia que esperabas, sin embargo no porque no sean los planes que tenías, no puede ser mejores.
 
Las decisiones que tomamos van moldeando nuestro camino, y más vale que seamos conscientes de ello.