Joom!Fish config error: Default language is inactive!
 
Please check configuration, try to use first active language

CEFIM - Las Relaciones Humanas en el Mundo Globalizado

Las Relaciones Humanas en el Mundo Globalizado PDF Print E-mail
There are no translations available.

Escrito por: Lucia Ibarguengoytia Cortazar

Las virtudes o hábitos son actos que al repetirse varias veces hacen de este un aprendizaje, que nos lleva a una virtud, la cual nos permiten perfeccionar nuestra manera de actuar, y al incorporarla a nuestra vida diaria nos hace capaces de enriquecernos y ser mejores seres humanos.

Podemos adquirir diferentes hábitos: Hábitos científicos, estos nos acercan a la verdad; las virtudes morales, nos ayudan hacer justicia; los hábitos artísticos nos ayudan a embellecer nuestra vida.

Ahora bien, sobre el dinero y la virtud podemos decir que el dinero se asemeja a la virtud, representa un trabajo acumulado, una oferta humana que a través de la moneda se facilita su transacción como algo ya hecho y lo que se espera por hacer, además de que es condición imprescindible para nuestro bienestar y para el desenvolvimiento de las relaciones humanas,  pero mirarlo como si fuera un fin en si mismo, es un error, y un error económico también; así pues, el dinero al igual que la virtud no puede verse como un fin en si mismo porque se pervierte su realidad, en el caso de la virtud se convierte en vanidad, en su negación y en el dinero en avaricia que pierde su sentido. Así pues, el dinero y la virtud solo tienen sentido en las fluidez de las relaciones humanas.

Mirar la virtud como un fin y como ventaja particular es un error ético y económico;  la persona que no tenga virtud no podrá ser ética y la que no tenga dinero o lo acumule sin sentido no podrá ser económica.

Lo anterior adquiere gran relevancia en la relaciones humanas en las organizaciones, por ejemplo en una empresa el director de recursos humanos juega un papel muy importante y difícil, ya que por un lado tiene que ganarse a los empleados y por otro lado estar con los directivos, pero esto tiene que ir cambiando; ya que para una empresa lo más importante deben de ser las personas, ya que esto la hará moral y económicamente más rica, porque cuando la persona no es lo primero la economía acaba por fracasar.

Cabe recordar que la ética se enseña principalmente con el ejemplo educativo más que con libros o clases, de ahí la importancia del ejemplo que dan los padres a los hijos al educarlos moral e intelectualmente, son ellos los que nos enseñan a vivir en la virtud.

Adentrándonos al momento histórico de la llamada globalización, es importante destacar desde la ética, que hay que  aceptarlo como un reto y responder a él con una disposición acrecentada de lucha, aprendizaje y cooperación; esto nos ayudara a mejorar mucho nuestras relaciones humanas, ya que una cooperación intensificada mejorara hacia dentro y fuera, de igual manera dentro de la empresa y de esta hacia otras empresas. Luchar más, aprender más y cooperar más, son la solución ante las dificultades que presenta el  mundo globalizado. En este mundo globalizado triunfaremos cuando podamos comunicarnos mejor,  personas y empresa, con otras empresas de otros países.