Joom!Fish config error: Default language is inactive!
 
Please check configuration, try to use first active language

CEFIM - La realidad sobre el nuevo feminismo

La realidad sobre el nuevo feminismo PDF Print E-mail
Sunday, 24 July 2016 21:12
There are no translations available.

Escrito por Colaboración para Cenyeliztli, A.C
 
Las mujeres hoy en día sienten la necesidad de un nuevo feminismo.
 
Es obvio que existe una diferencia entre el hombre y la mujer, sin embargo esto de ninguna manera se contrapone a la igualdad de sus derechos. Es cierto que durante demasiado tiempo el hombre ha dado sus opiniones para dirigir la historia, donde la influencia masculina ha sido más fuerte por desgracia que la femenina. Pero decir que el hombre y la mujer son iguales en actitudes, habilidades o conductas es construir una sociedad basada en una mentira biológica y científica.
 
La humanidad no se puede comprender o estar completa sin su mitad femenina; un ser humano es la unidad de los dos. Es verdad que durante mucho tiempo la mujer ha sido ocultada, apartada o regalada, pero estamos dejando atrás esa etapa para dar paso a un nuevo feminismo que no es radical. Es el feminismo que no pone al hombre y a la mujer en papeles antagónicos sino complementarios. 
Entre los valores de la mujer que posiblemente surgieron de la misma subordinación, no está el de la violencia que va unido a la guerra. Más bien están los relativos al cuidado, a la ternura y al sentimiento. El futuro de la humanidad será mejor si estos valores se incorporaran a la historia y por supuesto afectará de manera devastadora si la mujer intenta adquirir los valores propios del hombre.
 
El nuevo feminismo habla sobre todo de una mujer que está orgullosa de ser mujer. Una mujer que exige igualdad de oportunidades y de salarios pero que al mismo tiempo cultiva su personalidad como mujer. No ve su feminidad como un obstáculo o un impedimento para alcanzar lo que quiere y que comprende su papel en la familia como algo compatible con su trabajo en cualquier lugar. En conclusión: el nuevo feminismo busca en la mujer una persona libre.