Joom!Fish config error: Default language is inactive!
 
Please check configuration, try to use first active language

CEFIM - ¡FELIZ AÑO NUEVO!!

¡FELIZ AÑO NUEVO!! PDF Print E-mail
Written by Mercedes Hoyos   
There are no translations available.

¡Hola a todas!

Antes que nada, queremos felicitarlas en este nuevo año. Que sea lleno de bendiciones para ustedes y todas sus familias.

 

Como siempre, es importante cuando comenzamos una nueva etapa, el hacer una evaluación de la que termina, para poder comenzar la nueva con nuevo impulso, con deseos de dejar atrás lo malo, lo deficiente y mejorar lo que esté en nuestra mano mejorar.

 

Te invito a recapitular sobre tu vida en sus distintos aspectos: personal, familiar, social, cultural, espiritual, etc., para proponerte pequeñas metas muy concretas a lograr este año. ¿Qué esperas mejorar tú como persona? A lo mejor tienes muy mal genio, y te propones sonreír un poco más. A lo mejor te quejas mucho y te propones hacerlo un poco menos. A lo mejor eres muy criticona y te propones ver mejor lo bueno de los demás antes que lo malo. O eres muy desordenada y empiezas el año ordenando tu casa un poco. O ves demasiada tele, etc.

 

¿Cómo va tu relación con tu familia, con los demás? Te gusta hablar y hablar, pero escuchas poco…, ignoras a tus hijos porque prefieres ver tu programa favorito…, haces las cosas que tienes que hacer a diario, pero de mal modo, en vez de poner amor en ellas…, te encanta ver y hacer ver los defectos y fracasos de los demás y te cuesta ver sus virtudes y esfuerzos…, te cuesta pedir perdón y perdonar…, etc…

 

¿Tu imagen personal? Recuerda que proyectas lo que eres: pulcra, ordenada, peinada, limpia, bien vestida…, o sucia, desordenada, dejada…

 

¿Tu vida social? Tienes verdaderas amigas…, un grupo de personas que compartan algo importante para ustedes o constructivo…, ayudas a los menos afortunados que tú…, eres una persona positiva que busca superarse y ayudar a mejorar su entorno, su país…, cuidas el agua, las plantas, los animales y los recursos…, eres chismosa o sabes guardar un secreto…, eres una persona disponible que gusta de ayudar a quien lo necesita…, etc…

 

¿Tu vida espiritual? Buscas sinceramente la verdad sobe lo que eres…, cultivas tu relación con tu Creador…, le das la importancia debida a tu vida espiritual y la de los tuyos…, das testimonio de amor y agradecimiento a Dios…, hablas con los tuyos de estas cosas…, buscas el sentido de tu vida, tus actos y decisiones…, etc…

 

No te propongas cosas inalcanzables o difíciles de conseguir, porque no las vas a cumplir. Fíjate dos o tres metas muy concretas para que poco a poco vayas logrando un cambio.

 

Recuerda que todos tenemos el deber de dar testimonio, de poner el ejemplo a las nuevas generaciones, y con cada acto decimos algo de nosotras, dejamos una imagen nuestra en los demás, sobre todo en nuestros hijos y familiares.

Hoy todos necesitamos que nos demuestren que vale la pena ser buena persona, que los valores nos hacen mejores, más felices.

 

Pero… empieza poco a poco a cambiar lo que más te impide la relación con los demás. Tal vez un buen comienzo sea simplemente sonreír un poco más.

 

¡Ánimo!, verás como si tú cambias, vas a empezar a ver un cambio también en los demás.