Joom!Fish config error: Default language is inactive!
 
Please check configuration, try to use first active language

CEFIM - ¿QUÉ SON LOS VALORES?

¿QUÉ SON LOS VALORES? PDF Print E-mail
Written by Mercedes Hoyos   
There are no translations available.

Todas alguna vez hemos escuchado hablar acerca de los valores, hemos oído cosas como: “¡Ya no hay valores!”, “¡Se han perdido los valores!”, “Hay que educar en valores”, “¡Los jóvenes ya no conocen los valores!”, etc.

 

Pero al oír hablar así de los valores en general, como algo abstracto, no solemos recapacitar y preguntarnos a qué se refiere esta palabra. ¿De qué hablamos cuando hablamos de “valores”?

 

Todas sabemos que la palabra valor significa valioso, se refiere a algo que enriquece. Cuando hablamos de valores humanos, nos referimos específicamente a todo aquello que nos conforma como personas, que nos hace mejores.

 

Sabemos que las personas nacemos totalmente indefensas y dependientes. Los bebés dependen totalmente de que alguien los cubra, los alimente, les transmita amor, los cuide, y a través de estos cuidados, poco a poco, el bebé va aprendiendo lo que necesita aprender para lograr saber quién es, quiénes son los demás, va conociendo el mundo y se va empezando a independizar, a hacer las cosas por sí mismo: camina, habla, y poco a poco descubre que tiene que ir asumiendo su libertad, tomando decisiones cada vez más personales, hasta que ya se vale por sí mismo y se da cuenta de que estas elecciones que a diario y a diferentes niveles tiene que ir tomando, lo van determinando, conformando, definiendo, para bien o para mal, es decir, la persona se descubre “libre”, y descubre que a través de esta libertad, se va diferenciando de los demás, y va labrando su propio destino.

 

Vemos cómo cada persona es totalmente diferente de todas las demás, por su parte física, pero también por su temperamento, sus circunstancias, pero sobre todo por lo que ella hace de sí misma a través de sus decisiones y sus consecuencias.

 

Vemos que por nuestra libertad, vamos eligiendo desde cosas pequeñas, intrascendentes como “¿qué me voy a poner hoy?”, hasta cosas que nos van a determinar como “me quiero casar con Fulanito”.

 

Todas estas decisiones grandes y pequeñas, nos van haciendo las personas que somos, y nos permiten construirnos, construir nuestro destino, convertirnos en las personas que queremos llegar a ser. Nuestra voluntad sigue aquello que creemos que es nuestro bien y elegimos en base a esto.

 

Pero, desgraciadamente, también por nuestra libertad mal entendida podemos elegir mal, podemos elegir algo que en vez de construirnos, de beneficiarnos, nos puede traer consecuencias negativas, e incluso nos puede destruir, destruir nuestros proyectos o nuestras relaciones, nuestras oportunidades, nuestra salud, en fin, podemos provocarnos muchos problemas si no tenemos claro lo que es bueno para nosotros, lo que nos va a ayudar a mejorar, lo que nos va a beneficiar, lo que nos va a llevar a ser felices.

 

Precisamente esos son los valores: es todo aquello que, cuando yo lo elijo, me convierto en una mejor persona en algún aspecto de mi vida, o avanzo por un camino de perfeccionamiento, de crecimiento.

 

Hay tres caminos principales para crecer en los valores, para ir descubriéndolos y que nos ayudan a convertirnos en verdaderas personas, elevándonos de un nivel digamos “animal”, a niveles cada vez más humanos, y por lo tanto, que nos van a hacer más felices: el bien, la verdad y la belleza, que son lo valioso por excelencia.

 

Los animales se mueven sólo por instintos, por lo que sienten, por sus necesidades fisiológicas, en cambio, el hombre se eleva por encima de esto, por su espíritu, y va más allá. Solo el ser humano es capaz de apreciar la belleza, de disfrutarla, de crearla, sólo los seres humanos creamos arte. Sólo nosotros podemos conocer la realidad, descubrir lo que nos rodea, y sobre todo, podemos conocernos a nosotros mismos, sabemos quiénes somos y cómo debemos ser para ser mejores, y por esto podemos hacer ciencia y podemos elegir aquello que es “moral”, es decir, aquello que nos hace mejores como individuos y como sociedades.

 

Cuando elegimos lo valioso, somos mejores y además somos más felices.

A veces no es fácil tomar la mejor decisión, a veces es la que más cuesta, la que nos exige un mayor esfuerzo o una renuncia mayor a un valor de menor rango, pero vale la pena el esfuerzo, porque cada paso que demos en nuestro crecimiento personal, más satisfacción, más frutos y más felices vamos a ser.

 

El amor es el valor más alto a que podemos aspirar los seres humanos, y va dentro de la búsqueda del bien, porque la definición de amor es: “buscar siempre el bien verdadero de la persona”, y las primeras que nos tenemos que amar es a nosotras mismas. Si nos amamos, tenemos que buscar nuestro verdadero bien, aquello que nos beneficie, para luego poder buscar el bien de los demás, y crecer juntos.

 

Esa es nuestra misión, ser felices, así que te invitamos a conocer los valores, los medios para crecer y ser mejor.

 

“Los valores se “reconocen”, no se aprenden, por eso, no hay que “enseñarlos”,

sino ayudar a reconocerlos”.