Joom!Fish config error: Default language is inactive!
 
Please check configuration, try to use first active language

CEFIM - Las mujeres en la agenda internacional

Las mujeres en la agenda internacional PDF Print E-mail
There are no translations available.

Guadalupe Arellano Rosas
Presidenta de Ancifem
This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it
55146563
 
La Comisión sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW por sus siglas en inglés) se reunió del 10 al 21 de marzo pasado, para celebrar su 58 Periodo de Sesiones, en la sede de la Organización de las Naciones Unidas, de la cual es parte. Su objetivo fue hacer una revisión y evaluar los logros obtenidos en cuanto a la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) para las mujeres y las niñas, además de vislumbrar la agenda que ha de seguir para después del año 2015
México participó en el periodo de sesiones a través de la Misión Permanente y de las integrantes de la delegación mexicana, que por el tema que se abordó estuvo presidida por la licenciada Lorena Cruz, titular del Instituto Nacional de las Mujeres.
 
En el informe presentado ante el organismo internacional, la licenciada Cruz afirmó que nuestro país refleja mejoras en 84.3 por ciento de los indicadores de la lista oficial de la ONU sobre el cumplimiento de los ODM, se logró acortar la brecha de pobreza y la pobreza extrema y se logró el 100% en la inscripción de niñas y niños en los niveles de educación básica.
 
Por otra parte, se comprometió a nombre de México a incrementar la participación de las mujeres en la educación en áreas de ciencias exactas y tecnológicas y en todos los espacios de toma de decisiones, además de su participación en los puestos de elección popular. Además de promover la inclusión de un objetivo sobre igualdad de género, derechos y empoderamiento de las mujeres en la Agenda Post 2015.
 
Según lo dicho por Lorena Cruz, el objetivo integrará tres aspectos fundamentales: “garantizar una vida libre de todas las formas de violencia y discriminación contra las mujeres; garantizar la igualdad de género para promover el desarrollo de capacidades y la distribución de recursos; y la igualdad de género en la toma de decisiones en todos los sectores públicos y privados, y en el ámbito familiar”.
 
Después de seguir el tono de la reunión a través de varias colegas de la Coalición Mujer, quienes hicieron un gran papel de seguimiento e incidencia, me preocupa el poco énfasis que en esta reunión han tenido temas como el acceso de las mujeres al trabajo digno; la baja inversión de recursos de todo tipo a la atención de la salud integral de las mujeres, y para muestra, sólo hay que ver cómo se incrementa la violencia obstétrica todos los días y la desatención a otros temas de salud pública como la hipertensión, las enfermedades renales, la diabetes y las enfermedades como la depresión y el estrés, que cada vez aquejan más a la población femenina; tampoco ha sido objeto de una amplia discusión y propuesta de alternativas que contribuyan real y solidariamente a la corresponsabilidad en las tareas de cuidado de la niñez, de personas adultas mayores y enfermas, tareas que recaen principalmente en las manos de las mujeres, entre otros temas.
 
Es lamentable constatar que aún faltan políticas públicas que atiendan las necesidades concretas de las mujeres, pero en especial de las jóvenes y mujeres adultas, que son los segmentos de población que padecen más discriminación y falta de oportunidades.
 
Estoy segura de que la presencia de las mujeres en la agenda internacional impone retos de gran calado a todos los actores de la sociedad, y a nosotras, las propias mujeres, si queremos ser protagonistas de nuestra historia y lograr mejoras concretas en nuestra vida acordes a nuestra cultura y valores, y un genuino respeto a la soberanía del Estado mexicano.
 
Algunos de esos retos los tendrán que asumir:
– Los Organismos internacionales, como ONU Mujeres y su sede en México, quienes requieren ampliar su capacidad de interlocución y escucha real con diferentes protagonistas en la agenda de las mujeres, para lo que tendrán que crear un “piso parejo” para que todas las voces tengan las mismas oportunidades de hablar y hacer valer su palabra.
 
– Las personas que integran los poderes de la Unión, en especial el Ejecutivo y Legislativo, para que trabajando con honestidad y buscando el Bien común, pongan al centro de sus decisiones a las mujeres con sus necesidades e intereses concretos.
 
– Las Titulares de las instancias de las mujeres en los diferentes niveles de gobierno, en especial Lorena Cruz, del Instituto Nacional de las Mujeres. El desafío es mantenerse atentas e incluyentes, abriendo espacios a todas las voces y visiones que buscan discutir, proponer y crear mejores oportunidades para todas las mujeres de este país y en todas las etapas de su vida.
 
Finalmente, los retos también los tenemos que asumir nosotras, las mujeres de carne y hueso. Tenemos que estar atentas e informarnos para conocer, y conocer para actuar; hacernos un tiempo para aliarnos con otras mujeres y trabajar para acortar las brechas, poniendo nuestro talento al servicio de las demás personas, y también para pedir cuentas a nuestras autoridades, exigiendo la creación de las condiciones necesarias para lograr el desarrollo, la justicia y la paz para mujeres y hombres por igual.